Opinión Diputación
A._ExojoDurante las últimas semanas, hemos visto con asombro cómo algunos miembros de la denominada “Plataforma de Afectados por la Hipoteca” se dedican a cercar las viviendas de cargos electos del PP haciendo alarde de un nuevo totalitarismo callejero y profiriendo consignas insultantes. Además, estos comportamientos no son nuevos, porque responden a campañas de acoso promovidas por la izquierda para reivindicar violentamente en la calle lo que no son capaces de ganar en las urnas.


Digo que estos comportamientos no son nuevos porque me vienen a la memoria aquellas campañas no tan lejanas del “No a la Guerra”, “Nunca Mais”, el “15-M”, o qué decir del “13-M” del año 2004, cuando algunos perseguían convertir el día de reflexión en el día del escrache fraudulento contra las sedes del PP. Estas camarillas sectarias y grupos violentos se arrogan la representación del “pueblo”, y se creen con la potestad de vulnerar los derechos políticos de aquellos partidos o ciudadanos que no comparten sus ideas. Por supuesto, siempre en nombre de la “democracia”, pero claro, de su particular forma de entender la democracia. Es decir, en nombre de esa ley del embudo por la que cualquiera que no piense como ellos tiene que atenerse a las consecuencias.


Para imponer su criterio no dudan en utilizar métodos delictivos sustentados en una ideología con los más rancios esquemas marxistas que son inaceptables en una sociedad moderna. No pretenden, ni mucho menos, defender más espacios de libertad para la sociedad civil, sino otorgar más poder a los gobiernos, claro está, siempre y cuando estén dirigidos por ellos. ¿La democracia que proponen es un sistema asambleario de 45 millones de personas? ¿Aceptarían ellos que los que no piensan igual les intentasen convencer con los mismos métodos de persuasión?


No me cabe duda de que son movimientos organizados con objetivos políticos, porque cuando apelan al problema de los desahucios tendríamos que preguntarnos: ¿Dónde estaban estos radicales cuando en España gobernaba el PSOE y aumentaba el número de juzgados para


acelerar los desahucios? ¿Dónde estaban en el año 2010 cuando el PP llevó al Senado una propuesta para eliminar el suelo de las hipotecas y el PSOE, Izquierda Unida o ERC, entre otros, votaron en contra? ¿Les pasaban desapercibidos a estas camarillas los problemas de los desahucios y los millones de españoles que pasaban a engrosar las listas del paro desde 2008 cuando gobernaba ZP?


Es lamentable que la sociedad española haya recibido este regalo envenenado llamado escrache y que es el fruto de la degradación política argentina. Al fin y al cabo, se trata de una forma de linchamiento que consiste en acosar a quién piensa o actúa de manera diferente al escrachador tratando de imponer la voluntad coactiva de una camarilla.


Creo que ya es hora de que la propaganda de izquierdas deje de presentarlos como la “voz del pueblo” con la intención de legitimarlos, porque ese mismo “pueblo” les da la espalda en las urnas cuando se le consulta libremente y con voto secreto.


 

Angel Exojo Sánchez-Cruzado.


Viceportavoz del Grupo Popular en la Diputación Provincial de Ciudad Real


CookiesAccept

ppciudadreal.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies Saber más

Acepto

Agenda

Sin eventos

Canal ppciudadreal


avisoLegal