Opinión
Artículo de opinión de Antonio Lucas-Torres, diputado regional del PP y secretario provincial del PP de Ciudad Real



antonio_lucas-torres_en_ciudad_real_051110.jpg23 noviembre 2010.- Que María Dolores Cospedal será la primera presidenta de Castilla-La Mancha a partir de mayo de 2011 es ya una realidad, pero lo que más sorprende es que sea ya el propio jefe del Gobierno socialista de la región que se ha quedado sin caja, el que admita este hecho.

 
 
 
 
 
Así es, Barreda ha reconocido que perder las elecciones ante Cospedal no sería ninguna tragedia, es más, ha llegado a decir que, cuando se vea obligado a dejar el Palacio de Fuensalida, -porque así se lo haremos saber los castellano manchegos en las urnas, hartos de paro, escándalos, amiguismo y mucha presunta corrupción-, son muchas cosas las que tendrá por hacer.

Eso no lo duda nadie. Mucho por hacer y, seguro que, mucho que explicar. Pero bueno, tiempo al tiempo. Donde no se quedará será en el paro. Por qué. Porque como bien ha dicho él mismo volverá a la universidad regional a dar clase. Una plaza que, por cierto, consiguió en un examen al que ya acudió en coche oficial siendo consejero de Educación con Bono. Queda ahí.

Un puesto de empleo que, seguro que muchos de sus altos cargos no tienen el privilegio de tener, porque nunca, jamás, han cotizado a la seguridad social. De ahí, el revuelo que en pocos minutos se ha montado en las filas socialistas de Castilla-La Mancha.

Alguno de ellos ha dicho que no va a ser una tragedia que Barreda pierda ante Cospedal, pero sí, drama. ¿A qué drama se refieren? Puede que apelen al suyo propio porque, desde luego, para los 200.000 dramas personales y familiares que se viven en nuestra región no creo que sea visto como tal. Más bien, al contrario.

Y no contentos con ello, el número 2 de Barreda sale a desautorizar a su jefe y dice que no perderán las elecciones. Esto es de traca, perdonen la expresión, pero así lo es. Nada, será el nerviosismo.

El nerviosismo de unos socialistas que ven que a Barreda le da igual perder las elecciones porque se ha encargado, no tanto de gestionar la región, sino de garantizar su futuro.

Está claro. Tienen las elecciones perdidas y lo ha dicho Barreda. Pero no están perdidas porque lo haya dicho Barreda, faltaría más. Están perdidas porque Castilla-La Mancha no avanza, porque el paro se ha convertido en una auténtica lacra que está haciendo mucho daño en nuestra sociedad, porque los autónomos cierran puertas a diario y porque los empresarios no ven en Castilla-La Mancha una tierra donde invertir.

Además, también será así porque el proyecto de Cospedal viene con fuerza, con ilusiones y con muchas propuestas y soluciones que serán las que sitúen a Castilla-La Mancha en el lugar que le corresponde, con empleo, con pensiones revalorizadas, con proyectos para nuestra agricultura, nuestro comercio…

Pues eso, que Barreda se suma a la lista de los socialistas que saben que tienen sus elecciones perdidas. Señor Barreda, esta vez tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo, por supuesto, que no será ninguna tragedia que Cospedal gane las próximas elecciones.



Agenda

Sin eventos

CookiesAccept

ppciudadreal.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies Saber más

Acepto

Canal PPCiudadReal


avisoLegal